Posts filed under: ‘MATERIALES RECICLABLES‘




Materiales reciclables

PAPEL Y CARTON:


El papel es una estructura obtenida en base a fibras vegetales de celulosa, las cuales se entrecruzan formando una hoja resistente y flexible. El gramaje del papel, es decir el peso en gr/m2, determina si se trata de papel o cartón. El tiempo que demora el papel en biodegradarse es entre 3 semanas a 2 meses, aproximadamente.

La demanda por el uso del papel ha ido aumentando de manera significativa, cumpliendo un rol fundamental en la vida diaria. Esta gran demanda, sumada al alto costo de producción ha obligado a las empresas papeleras a buscar diversas formas para reutilizar el papel de desecho y cartón como pasta de papel. El reciclaje, permite un ahorro considerable de energía y materia prima, como la madera de los bosques del sur de Chile. El reciclaje no implica el no forestar, significa no talar demás, ya que contribuye a darle más tiempo a los árboles para que crezcan.

La mayoría del papel es reciclable pero existen excepciones como: el papel vegetal (papel cebolla); papel sanitario usado (papel higiénico, papel toalla, servilletas y pañuelos); papel y cartón recubiertos con sustancias impermeables a la humedad (parafina, láminas plásticas o metálicas, silicona, etc.); papel sucio, engrasado o contaminado con productos químicos.

Son muchos los tipos de papel que se hacen total o parcialmente con fibras provenientes de desechos de papel, como por ejemplo: papel para imprenta; papel para embalajes ligeros, para envolver, y bolsas de papel; papel para cajas y embalajes pesados (como cartón corrugado y otros tipos de cartón); papel para fines sanitarios (como papel higiénico, tanto popular como de alta calidad, y eventualmente ciertos tipos de toalla nova, servilletas, pañuelos y telas de papel); artículos de pulpa moldeada (cartones para huevos, bandejas para frutas y legumbres, platos y vasos de cartón).

VIDRIOS:


El vidrio es un material duro, frágil y transparente que ordinariamente se obtiene por fusión a unos 1.500 ºC de arena de sílice (SiO2), carbonato sódico (Na2CO3) y caliza (CaCO3). Su manipulación sólo es posible mientras se encuentra fundido, caliente y maleable. Por sus características inertes es uno de los mejores materiales para el envasado de alimentos. El vidrio representa el 7% de los residuos depositados por una familia.

Aunque se elabora con materias primas relativamente baratas y abundantes, la extracción de los materiales provoca un impacto importante en el medio ambiente. Reciclar y reutilizar reduce este problema y conjuntamente disminuye la cantidad de vidrio en los rellenos sanitarios, ya que es un material que tiene un tiempo de biodegradación indefinido. Por cada envase que se recicla se ahorra la energía necesaria para mantener un televisor encendido por 3 horas.

El vidrio es un material totalmente reciclable y no hay límite en la cantidad de veces que puede ser reprocesado, ya que al reciclarlo no se pierden sus propiedades. Pero también el vidrio es reutilizable, es decir no se funde, sino que se vuelve a utilizar únicamente lavándolo o cortándolo. La reutilización representa la mejor opción medioambiental, puesto que recorta los costos de fabricación de las nuevas botellas y se ahorra una cantidad de energía de alrededor del 30% con respecto al vidrio nuevo.

Los sistemas de retorno de botellas son frecuentes en algunos países de Europa y Estados Unidos, prohibiéndose la utilización de envases no retornables. Los mayores recicladores son Suiza (71%), Holanda (70%) y Bélgica (55%). La principal ventaja de los envases de vidrio sobre los de plástico es que, una vez reciclados, se obtiene productos de la más alta calidad, auque se reciclen sucesivamente.

La mejor forma de reducir los residuos es comprando siempre botellas retornables; no tirado los envases retornables a los contenedores de vidrio; separando los envases de vidrio no retornables del resto de la basura y depositándolos en contenedores de vidrio; no arrojar cristales de ventana, ampolletas, tubos fluorescentes, espejos, lentes, adornos de cerámica, ceniceros, cristal de laboratorio, en ningún contenedor de botellas, ya que estos tipos de cristales están fabricados con mezclas de varios materiales, por lo que es imposible reciclarlos con el vidrio ordinario.

Las latas de bebida son fabricadas a partir del aluminio. Una lata es un envase opaco y resistente que resulta adecuado para envasar líquidos.

La lata de bebidas tiene un origen relativamente reciente. La primera lata con tapa plana se lanzó en el año 1935 pero no es hasta la introducción de la tapa de apertura fácil en 1965 cuando inicia su despegue comercial. A finales de los años 80, se presenta la anilla no removible que es la más utilizada hoy en día. Entre las innovaciones técnicas incorporadas a las latas en las últimas décadas destaca la reducción del diámetro del cuello de la lata y por tanto de la tapa, reduciendo de hasta un 30% del peso de la tapa. El auge de la lata como envase de bebidas se debe a sus numerosas ventajas para su distribución y consumo de bebidas, como la ligereza; la protección del contenido (estanqueidad y protección contra la luz); rapidez de enfriamiento; resistencia a la rotura; inviolabilidad; escaso volumen; reciclabilidad.

ALUMINIO:

El aluminio es un metal es muy ligero y difícil de oxidar, es por eso que el producir latas con aluminio reciclado aminora la contaminación del aire (por ejemplo, los dióxidos sulfúricos, que producen la lluvia ácida), además que un envase de aluminio demora de 350 a 400 años en biodegradarse. Obtener aluminio reciclado reduce un 95% la contaminación, y contribuye a la menor utilización de energía eléctrica, en comparación con el procesado de materiales vírgenes. Reciclando una lata de aluminio, se ahorra la energía necesaria para mantener un televisor encendido durante 3 horas.

El aluminio, al igual que el vidrio puede ser reciclado infinidad de veces, ya que no pierde calidad en los distintos procesos y no cambia sus características químicas durante el reciclado. El proceso se puede repetir indefinidamente y los objetos de aluminio se pueden fabricar enteramente con material reciclado. El proceso de reciclado es normalmente fácil, ya que las latas de aluminio desechadas están compuestas sólo de aluminio por lo que no se requiere una separación previa de otros materiales. El residuo de aluminio es fácil de manejar, ya que es ligero, no se rompe, no arde y no se oxida, por lo mismo es también fácil de transportar.

El aluminio es un material cotizado y rentable con un mercado importante a nivel mundial. Por ello todo el aluminio recogido tiene garantizado su reciclado. El reciclaje de aluminio produce beneficios ya que proporciona fuente de ingresos y ocupación para la mano de obra no calificada, teniendo el valor más alto de todos los residuos de envases y embalajes, siendo esto es un incentivo para su recuperación. Sin embargo, la tasa de recogida es muy inferior a la de otros materiales como el papel y cartón. No se debe confundir el reciclaje de las latas de aluminio con las latas de conservas o de alimentos, ni revolver con papel aluminio, alambres, o cualquier otro objeto de metal.

PLASTICOS:

El plástico está hecho de petróleo, uno de los recursos naturales no renovables más valiosos de la tierra. Para la fabricación de productos plásticos se parte del petróleo bruto, que al ser refinado se obtienen materiales poliméricos, los que son capaces de deformarse hasta conseguir una forma deseada por medio de un moldeo. También es posible obtener plástico mediante moléculas de celulosa, cera y caucho.

En general los plásticos son baratos, tienen una baja densidad, son impermeables, aislantes eléctricos y térmicos, son resistentes a la corrosión y a la intemperie, resisten muchos factores químicos, son fáciles de trabajar y su quema es muy contaminante. Los desechos plásticos no son susceptibles de asimilarse de nuevo en la naturaleza, porque su material tarda aproximadamente unos 500 años en biodegradarse. Además tienen un poder calorífico muy elevado, por lo que sus desechos pueden convertirse en combustibles de alta calidad, pudiendo ocasionar graves riesgos ambientales debido a la síntesis de dioxinas y otras sustancias peligrosas que pueden emitirse a la atmósfera. Debido a esto, los plásticos deben ser reciclados al máximo.

El reciclaje de los productos de plástico ha consistido básicamente en colectarlos, limpiarlos, seleccionarlos por tipo de material y fundirlos de nuevo para usarlos como materia prima adicional, alternativa o sustituta para el moldeado de otros productos. De esta forma se ha encontrado una manera de evitar la contaminación de productos que por su composición, no son fáciles de desechar de forma convencional.

Existen más de cien tipos de plásticos, pero los más comunes son sólo seis. Estos tienen clasificaciones y presentaciones de diferentes tipos, por lo que es necesario estar informados al realizar el proceso de separación y reciclaje, ya que sus diferentes características exigen un reciclaje por separado. Se identifican con un número para facilitar su clasificación para el reciclado.

Tipo de plástico Usos y aplicaciones

PET

1

Envases para gaseosas, aceites, cosmética, frascos varios. Películas transparentes, fibras textiles, laminados de barrera, envases al vacío, bolsas y bandejas para microondas, cintas de video y audio, geotextiles; películas radiográficas.

PEAD

2

Envases para detergentes, aceites automotor, shampoo, lácteos. Bolsas para supermercados, cajones para pescados, gaseosas, baldes para pintura, tambores, telefonía, agua potable, minería, drenaje y uso sanitario, macetas.

PVC

3

Envases para agua mineral, aceites, jugos, mayonesa. Perfiles para marcos de ventanas, puertas, cañerías para desagües domiciliarios y de redes, mangueras, blister para medicamentos, juguetes, envolturas para golosinas, películas flexibles para envasado (carnes, fiambres, verduras), film cobertura, cables, cuerina, papel vinílico.

PEBD

4

Bolsas de todo tipo, películas para recubrimiento de acequias, envasamiento de alimentos y productos industriales. Streech film, base para pañales descartables. Contenedores herméticos domésticos. Tubos y pomos, tuberías para riego

PP

5

Películas para alimentos. Bolsas tejidas para papas y cereales. Envases industriales. Hilos y cordelería. Tapas en general, envases. Bazar y menaje. Cajones para bebidas. Baldes para pintura. Potes para margarina. Cajas de batería, paragolpes.

PS

6

Potes de alimentos. Envases varios. Vasos, bandejas. Cosmética: envases, máquinas de afeitar descartables. Platos, cubiertos. Juguetes, cassetes, blisters. Aislantes.

METALES:



De los 784 millones de toneladas anuales producidas de acero en el mundo, cerca del 43% es reciclada proveniente de chatarra. Esto equivale al peso de 150 torres Eiffel o 1,2 millones de autos cada día. En Chile, la tasa promedio de reciclaje de chatarra es aún baja, si la comparamos con países industrializados, llegando sólo al 20% del total de acero producido.

En un año normal, la industria mundial del acero a través del reciclado, ahorra el equivalente a la energía requerida para 110 millones de hogares. En Chile, este ahorro anual equivale al suministro de toda la electricidad necesaria para unos 80 mil hogares una población equivalente a toda la Primera Región de nuestro país.

El acero es completamente reciclable al final de la vida útil del producto y podría ser reciclado un número ilimitado de veces, sin perder calidad. Un producto de acero puede reciclarse a pesar de su origen. Es el material más reciclado del mundo, siendo reciclado más que el aluminio, el plástico y el vidrio sumados. El reciclaje de los metales contribuye significantemente a no empeorar la situación actual de contaminación, ya que al reciclar la chatarra se reduce la contaminación del agua, aire y los desechos en un 70%.

Existe en todo el mundo una amplia infraestructura de chatarreros para reciclar acero desde hace ya 100 años. Esta infraestructura industrial, prepara todo tipo de chatarra para suministrarla a las industrias siderúrgicas y fundiciones, las cuales la funden, refinan y convierten en nuevo acero. En Chile, la red de chatarreros consiste en una industria de mas de un centenar de pequeños y medianos proveedores, localizados principalmente en las ciudades más populosas del país. Ellos son los encargados de colectar, clasificar, procesar y transportar a la industria siderúrgica nacional, de esta preciosa materia prima.

Las principales fuentes de chatarra de acero, provienen de obsolescencia de bienes de consumos, como automóviles viejos, electrodomésticos, latas y tarros de acero, construcciones y estructuras antiguas, sin olvidar también, la chatarra proveniente de mermas industriales. La tasa de reciclaje, definida como la relación de la cantidad de chatarra efectivamente reciclada y la cantidad de chatarra producida, es de alrededor de un 80%, en una base global.

El acero se degrada muy poco en los procesos de reciclados, por eso puede reciclarse un gran número de veces, siendo la única limitación el rendimiento del reciclado, el que está determinado por tres factores:

  • La efectividad del proceso de recuperación de los usos previos.

  • La efectividad del sistema de recolección y selección.

  • Las dificultades técnicas del reprocesamiento.

Los productos de acero tienen una larga duración, es por ello que es un material con una alta demanda, la que no puede ser satisfecha en su totalidad mediante el proceso de reciclaje, es por eso se hace necesario producir nuevo acero como suplemento, a partir de las fuentes primarias de mineral de hierro.

MATERIA ORGANICA:


El Compostaje es la descomposición controlada de materiales orgánicos. El proceso de obtención del compost consiste en agregar en una pila los distintos materiales orgánicos, añadiendo agua y revolviendo para favorecer la aireación. Después de 1 a 4 meses se convertirá en “humus”,e es el nombre vegetal de la tierra que se forma por la descomposición de la materia orgánica. Este es un mejorador del suelo, de color café oscuro y tiene aquel característico olor y apariencia de la tierra que encontramos en los suelos boscosos. Sus componentes aportan a la tierra los nutrientes que las plantas necesitan, permiten mejorar su estructura y utilizado en forma permanente impide la erosión. Resulta ser un muy buen abono, con una gran densidad y variedad de microorganismos que sintetizan enzimas, vitaminas, hormonas, etc. y que repercuten favorablemente en el equilibrio biótico del suelo. Para hacer compost o humus, se puede utilizar gran parte de lo que se genera en el jardín y en la cocina, aunque se deben evitar algunas cosas. Los materiales que se puede compostar son: restos de frutas y verduras, cáscaras de huevo, restos de café, cenizas, aserrín, paja, trozos de madera, poda del jardín, como el césped, ramas, hojas, raíces, pétalos, etc. Mientras que los materiales que no pueden ser compostados son: el aceite, comida muy grasosa, restos de carne, elementos inorgánicos como plástico, vidrio, papel o aluminio. Los materiales a compostar se dividen en cafés y verdes, más secos o más húmedos respectivamente, los que deben estar presentes de manera proporcional, para lograr un producto de buena calidad.

Los estudios de medición comprueban que el compostaje domiciliario es una alternativa que reduce lo residuos in situ, favoreciendo el logro de beneficios ambientales, económicos, educativos y sociales. Los datos recogidos en los diversos proyectos de compostaje domiciliario puestos en marcha durante los últimos años, muestran que la reducción real de los residuos es al menos de 50%. La implementación masiva de proyectos de esta naturaleza, generaría un ahorro significativo. Para el éxito y la sostenibilidad de programas de compostaje, debe existir voluntad política para favorecer el cambio de conducta de la población involucrada. Se deben aprender que los residuos vegetales no son un desperdicio, son un recurso que mejora naturalmente la calidad de la tierra.

NEUMATICOS:


La masiva fabricación de neumáticos y las dificultades para hacerlos desaparecer, una vez usados, constituye uno de los más graves problemas medioambientales de los últimos años en todo el mundo. Para fabricar un neumático de camión se necesita medio barril de petróleo crudo.

Los neumáticos no son aceptados en los rellenos sanitarios, ya que tienen la particularidad de “flotar” en la masa de residuos, lo que genera problemas de operación. Si los neumáticos no son convenientemente reciclado, provocan contaminación ambiental al formar parte, generalmente, de vertederos incontrolados. La solución a este problema es depositar los neumáticos previamente chipeados, lo que ciertamente encarece el costo de gestión.

Para eliminar estos residuos se usa con frecuencia la quema directa que provoca graves problemas medioambientales ya que produce emisiones de gases que contienen partículas nocivas para el entorno, aunque no es menos problemático el almacenamiento, ya que provocan problemas de estabilidad por la degradación química parcial que éstos sufren y producen problemas de seguridad en el vertedero.

En la actualidad se pueden utilizar diversos métodos para la recuperación de neumáticos y la destrucción de sus componentes peligrosos. Los materiales que se obtienen tras el tratamiento de los residuos de neumáticos, pueden ser usados como parte de los componentes de las capas asfálticas que se usan en la construcción de carreteras, con lo que se consigue disminuir la extracción de áridos en canteras. Las carreteras que usan estos asfaltos son mejores y más seguras. Pueden usarse también en alfombras, aislantes de vehículos o baldosas de goma. Se han usado para materiales de fabricación de tejados, pasos a nivel, cubiertas, masillas, aislantes de vibración. Otros usos son los deportivos, en campos de juego, suelos de atletismo o pistas de paseo y bicicleta. Las utilidades son infinitas y crecen cada día, como en cables de freno, compuestos de goma, suelas de zapato, bandas de retención de tráfico, compuestos para navegación o modificaciones del betún. Los residuos de neumáticos una vez preparados, puede convertirse también en energía eléctrica utilizable en la propia planta de reciclaje o conducirse a otras instalaciones distribuidoras.

En Chile, durante el año 2004, mediante una iniciativa conjunta de Conama, Goodyear y Empresas Melón, fueron recolectadas más de 4 mil toneladas de neumáticos, equivalente a 25 canchas de fútbol. Se realizó una recolección gratuita de los neumáticos que se encontraban en diferentes lugares de las comunas, como calles y basurales. Posteriormente, estos residuos fueron trasladados a la ciudad de La Calera para ser utilizados como combustible alternativo en la Planta Industrial de Cemento Melón, cuyo uso de neumáticos como combustible alternativo, es un proyecto innovador en el país, que cuenta con la correspondiente autorización ambiental.

TONNER Y CATRIDGES:


Para poder imprimir las impresoras de chorro de tinta utilizan cartuchos de tinta líquida, los que son pequeños y sencillos. Las impresoras láser funcionan con tonner (tinta sólida en polvo muy fino), el que está dentro de una carcasa de plástico, es decir, el cartucho de tonner

Desde un punto de vista ecológico, es una atrocidad el tirar un cartucho de tinta o un cartucho de tonner vacío, ya que este último pesa más de 1kg de plástico, metal, residuos tóxicos. Estos residuos no son biodegradables, es decir que no se destruyen por sí mismos con el paso de los años. Además, volver a fabricar un cartucho nuevo supone el gasto de materias primas y productos energéticos de alto costo y escasos. Un cartucho de tonner es reutilizable unas 10 veces desde su puesta en marcha.

Este residuo es eliminado involuntariamente por todos los propietarios de impresoras, ya que muchos usuarios desconocen que los cartuchos pueden ser recargados, tirándolos a la basura, contaminando el medio ambiente.

La actividad de recarga de cartuchos de tonner es muy simple y muy rentable; tiene mucho éxito en los Estados Unidos desde hace más de 10 años. En España, hay actualmente millones de impresoras láser y fotocopiadoras que utilizan el mismo cartucho. Se reciclan de forma satisfactoria todos los modelos de impresoras de chorro, aunque por cuestiones de costo y de implementación los más usuales son aquellos que incorporan cabezal activo (HP, Canon, IBM, Oki, Samsung, etc.). La mayoría de los cartuchos de impresoras láser se reciclan: HP, Apple, Epson, Nec, Canon, IBM, Minolta, etc. También se reciclan los de fax láser Canon, Ricoh, Panasonic, etc. Cuando nació el mercado del reciclaje, tan sólo el 15% de las empresas poseía impresora láser, ahora es el 90%. Esto hace que nuestro mercado potencial se haya disparado.

Reciclar no significa solamente rellenar o recargar el depósito de tonner o tinta. Reciclar significa sustituir la tinta o tonner aprovechando las carcasas plásticas y piezas mecánicas, sustituyendo los elementos deteriorados o desgastados por otros nuevos de idéntica o superior calidad que los originales. Un dato a tener en cuenta es que para la fabricación de un cartucho de plástico se necesitan entre 20 a 25 litros de petróleo bruto.

Las ventajas del reciclado de cartuchos, son: la reducción de residuos, mediante la reutilización de las materias primas y reciclado los componentes; y la economía para el usuario, ya que un cartucho reciclado es un 40 o 50% más barato que uno original, teniendo la misma calidad y rendimiento. En Estados Unidos se recicla casi la mitad de los cartuchos generados. En los países más avanzados de Europa el índice está por encima del 30%.

http://www.yoreciclo.cl

1 comentario octubre 14, 2008

Páginas

Categorías

Enlaces

Meta

Calendario

septiembre 2014
L M X J V S D
« oct    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

Posts by Month

Posts by Category

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.